Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInTweet about this on TwitterEmail this to someone

aditivos-quimicos-para-hormigon-hormi-block-news

Los aditivos químicos están normalizados por la Norma IRAM 1663  (“Hormigón de Cemento Portland / Aditivos Químicos), y  en ella se definen así: «Es el material que, aparte del cemento, los agregados y el agua empleados normalmente en la preparación del hormigón puede incorporarse antes o durante la ejecución del pastón, con el objeto de modificar alguna o varias de sus propiedades en la forma deseada, aportando un volumen desestimable».

Dicha norma define luego los distintos tipos de aditivos químicos para hormigón que se usan en el país:

1)      Aditivos básicos

• Incorporador de aire.

• Fluidificante.

• Retardador de fraguado.

• Acelerador de fraguado.

2)      Combinaciones de aditivos básicos:

• Fluidificante e incorporador de aire.

• Fluidificantes y retardador de fraguado.

• Fluidificante y acelerador de fraguado.

• Fluidificantes y acelerador de resistencia inicial.

• Superfluidificante.

• Superfluidificante y retardador de fraguado.

• Superfluidificante y acelerador de fraguado.

• Incorporadores de aire p/morteros fluidos

• Aditivos p/morteros de albañilería de larga vida

• Aditivos acelerantes de resistencia

• Aditivos hiperfluidificantes (para hormigones autocompactantes)

Cabe destacar que la Norma deja en libertad, a los productores de aditivos químicos, para usar las combinaciones químicas que ellos estimen como las más convenientes por sus características tecnológicas, costos, etc.

Efectos de los agregados químicos sobre el volumen de hormigón

• El volumen de aditivo químico que se agrega al hormigón es desestimable. Con algunos aditivos incorporadores de aire hay que tener en cuenta el volumen de éste al dosificar.

• El volumen de adiciones que se incorpora es significativo, por lo que siempre debe tenerse en cuenta al preparar la dosificación.

• Acción química sobre el hormigón que se traduce en modificaciones de algunas de sus características: La de los aditivos químicos es siempre activa, y su efecto se hace sentir prácticamente de inmediato. La de las adiciones puede ser activa o no. En caso de ser activa es generalmente lenta, y recién puede apreciarse su efecto a edades de 60, 90 y más días. Por ello debe prolongarse el tiempo de curado del hormigón.