Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInTweet about this on TwitterEmail this to someone

Una de las tareas más importantes e indispensables para la valoración de la calidad del hormigón, es la obtención de muestras para evaluar su resistencia.

Un error en este punto, hace que los resultados de los ensayos sean poco representativos y no evidencien las características reales del hormigón que se quiere ensayar. No es una exageración señalar la influencia de este factor sobre la reputación, no sólo del productor de hormigón elaborado, proveedor en la obra, donde se hicieron mal las cosas, sino sobre la industria del hormigón elaborado en particular, y sobre el hormigón en general como material de construcción.

El productor de hormigón elaborado responsable, como hormi Block, despacha su producto sobre la base de la calidad, y es suministrado con los componentes, el mezclado y todas las demás condiciones operativas para cumplir con las especificaciones, en principio de resistencia y consistencia, y luego otras a que se haya comprometido.

Cuando las muestras se toman en obra siguiendo las normas correspondientes, se llegará a los resultados esperados. La falta de cuidado al tomar las muestras no reflejará la calidad del hormigón que se está ensayando.

En esta oportunidad veremos cómo y cuándo deben tomarse las muestras. En la siguiente edición de este boletín, hablaremos sobre el remezclado de la muestra y daremos algunas recomendaciones al respecto.

Cuándo y cómo se toman las muestras

Las muestras de hormigón elaborado deben tomarse en la obra en el momento de la descarga y directamente de la canaleta del motohormigonero, siguiendo las especificaciones de Normas IRAM 1541- Hormigón Fresco – Muestreo, e IRAM 1666 – Hormigón Elaborado.

Las muestras para los ensayos de consistencia, contenido de aire y resistencia, se tomarán después de haberse descargado por lo menos los primeros 250 litros (1/4 m3) del total del pastón y antes de los últimos 250 litros del mismo (1/4 m3).

Las muestras para determinar la densidad del hormigón, llamada comúnmente «Peso Unitario», se tomarán normalmente al estar descargando aproximadamente la mitad de la carga total del pastón, de cada uno de tres pastones correspondientes a despachos diferentes.