Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInTweet about this on TwitterEmail this to someone

Para obtener resultados dignos de confianza deberán seguirse las siguientes técnicas:

  1. Utilice una pequeña herramienta para colocar el concreto en el molde. Tenga cuidado en distribuir el material uniformemente alrededor del perímetro del molde.
  2. Para la primera capa:
  • Llene el molde aproximadamente 1/3 de su volumen.
  • Varille la capa 25 veces en todo su espesor. Distribuya el varillado uniformemente en toda la sección transversal del molde.
  • Golpee ligeramente el exterior del molde de 10 a 15 veces con el mazo de hule (o con la mano abierta si se usa un molde de calibre delgado de un solo uso) para cerrar los huecos dejados por la varilla de compactación.
  1. Para la segunda capa:
  • Llene el molde aproximadamente 2/3 de su volumen.
  • Varille la capa 25 veces, penetrando la capa subyacente aproximadamente 25 mm. Distribuya el varillado uniformemente en toda la sección transversal del molde.
  • Golpee ligeramente el exterior del molde de 10 a 15 veces con el mazo de hule (o con la mano abierta si se usa un molde de calibre delgado de un solo uso) para cerrar los huecos dejados por la varilla de compactación.
  1. Para la tercera capa:
  • Agregue una cantidad de concreto que llene el molde después de la compactación.
  • Varille la capa 25 veces, penetrando la capa subyacente aproximadamente 25 mm. Distribuya uniformemente el varillado en toda la sección transversal del molde.
  • Golpee ligeramente el exterior del molde de 10 a 15 veces con el mazo de hule (o con la mano abierta si se usa un molde de calibre delgado y de un solo uso) para cerrar los huecos dejados por la varilla de compactación.
  1. Ajuste el nivel del concreto de los moldes sub llenados o sobre llenados de ser necesario.
  2. Retire el exceso de concreto con la varilla de compactación, o con una plana de madera o una llana según sea apropiado, para producir una superficie nivelada y lisa.
  3. Verifique que el molde del espécimen haya sido marcado para identificar el concreto que representa. Inmediatamente después del acabado, procure protección para evitar la pérdida de humedad de la muestra y llévela a un lugar para el curado inicial y almacenamiento.