Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInTweet about this on TwitterEmail this to someone

La baja temporal del tipo de cambio en junio ayudó a contener la inflación y, en paralelo, fue una noticia recibida con agrado para las arcas provinciales, ya que permitió un recorte de los fuertes aumentos que venían sufriendo materiales clave para el sostenimiento de la obra pública.

Según los datos por la Dirección de Estadística y Censos provincial, 24 de los 46 indicadores que se relevan para conformar el índice de la obra pública (IOP) bajaron en junio (último mes medido hasta el momento de la redacción de este artículo). Esto ayuda a aliviar el panorama financiero provincial, toda vez que a esta variable la utilizan las empresas constructoras en Córdoba para recalcular sus contratos con el Estado que conduce Juan Schiaretti.

El debilitamiento del dólar fue vital para que se produjera este fenómeno, ya que el precio de buena parte de los insumos depende de forma directa o indirecta de la variación de esa moneda.

En junio, se produjo la baja del acero, por ejemplo, que retrocedió 2,2%, lo mismo que los cables (-3,2%), los alambres (-1,8%) y los herrajes (-2,7%).

También manifestaron caídas los tubos de acero (-2,5%), los conductores subterráneos (-4,2%) y los conductores aéreos (-1,3%).

Sin embargo, en los últimos días se registró un repunte en el precio de dólar, con lo cual la ecuación podría cambiar en los próximos meses impactando en volúmenes de obras proyectadas.

 

Fuente: La Voz del Interior / Horminews