Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInTweet about this on TwitterEmail this to someone

fisura-en-el-hormigon

La naturaleza del hormigón, el proceso de hidratación del cemento y las acciones atmosféricas, hacen que las fisuras estén consustanciadas con el mismo.

Las fisuras, son roturas que aparecen generalmente en la superficie del hormigón, por la existencia de tensiones superiores a su capacidad de resistencia. Cuando la fisura atraviesa de lado a lado el espesor de una pieza, se convierte en grieta. ¿Cuál es la diferencia práctica entre una fisura y una grieta? La fisura “no trabaja”, y si se la cierra con algún método simple no vuelve a aparecer. La grieta en cambio, “si trabaja”, y para anularla hay que eliminar el motivo que la produjo y además ejecutar trabajos especiales para “soldarla”.

Las fisuras se originan en las variaciones de longitud de determinadas caras del hormigón con respecto a las otras, y derivan de tensiones que desarrolla el material mismo por retracciones o entumecimientos que se manifiestan generalmente en las superficies libres.

En esta oportunidad, veremos la identificación y reparación de grietas. En el próximo Horminews, nos abocaremos a las fisuras propiamente dichas.

Identificación de las grietas

  • Grietas paralelas a la dirección del esfuerzo, se producen por esfuerzo de compresión. Son muy peligrosas, especialmente en columnas porque “no avisan”, ya que son producto de un agotamiento de la capacidad de carga del material, y el colapso puede producirse en cualquier momento.
  • Grietas normales a la dirección del esfuerzo, indican que éste es de tracción.
  • Grietas verticales en el centro de la luz de una viga, en las secciones de máximos momentos flectores, se originan en esfuerzos de flexión y se deben generalmente a armaduras insuficientes.
  • Grietas horizontales o a 45° en vigas, son debidas al esfuerzo de corte y se deben a secciones insuficientes de hormigón en los apoyos, y/o secciones insuficientes de armaduras de refuerzo en estribos y en hierros doblados en los apoyos.
  • Grietas que van rodeando la pieza de hormigón con una tendencia a seguir líneas a 45°, son debidos a esfuerzos de torsión y denotan armaduras de refuerzo insuficientes para contrarrestarlos.

Reparación de las grietas

Por su naturaleza misma, ya que son debidas generalmente a fallas de diseño con insuficientes secciones de hormigón y/o armaduras de refuerzo, exigen trabajos importantes que incluyen el recálculo de la estructura dañada y luego refuerzo de la misma, u otras medidas que escapan a este trabajo.