Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInTweet about this on TwitterEmail this to someone

A los fines del pedido de hormigón, recomendamos a usuario suministrar datos importantes de su obra para agilizar el proceso y hacer más eficiente su inversión.

  • Medición del tipo de estructura: total de hormigón en m3 que llevará toda la obra; tiempo estimado de ejecución.
  • Resistencia característica a compresión del hormigón en MPa o en kg/cm2.
  • Tipo y cantidad mínima de cemento por metro cúbico de hormigón que pueda ser necesario por exigencias de durabilidad u otros que no sean la condición de resistencia a compresión (como relación agua/cemento).
  • Tipo y tamaño máximo de los agregados.
  • Consistencia de la mezcla fresca en centímetros en el momento de la descarga, medida en el tronco de Cono de Abrams.
  • Aditivos químicos a incorporar al hormigón.
  • Contenido de aire intencionalmente incorporado en por ciento, en las mezclas que lo especifiquen.
  • Características especiales que requiere ese hormigón (p. ej.: Hormigón a la vista, resistente al desgaste, resistente al ataque por sulfatos, etc.).
  • Si será hormigón bombeado o el transporte interno se hará por medios tradicionales.
  • Capacidad de recepción del hormigón en la obra, en lo posible en m3/hora, y toda otra información pertinente que surja del cambio de ideas entre el Usuario y Productor.

En caso de ser necesario, el Productor completa el conocimiento sobre la obra, enviando un inspector a la misma con el objeto de verificar la ubicación, accesos y posibilidades de maniobra para los motohormigoneros; posible lugar de descarga o de colocación de la bomba de hormigón; pasajes o rampas que puedan representar un riesgo al desplazamiento de personas o vehículos.

En lo que respecta a la obra en sí, verificar en la partes con armaduras colocadas, la relación entre la separación de las barras con el tamaño máximo del agregado solicitado; estado general de los trabajos; capacidad de recepción del hormigón.