Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInTweet about this on TwitterEmail this to someone

En esta edición ofrecemos un cuadro práctico que vincula la trabajabilidad del hormigón con su rango de consistencia, asentamiento y discrepancia.

Cabe aclarar que la determinación de la consistencia de la mezcla no mide directamente la trabajabilidad pero es de gran ayuda en obra. Mediante los ensayos correspondientes permite calificar la facilidad con que el hormigón fresco puede fluir y clasificarlo entre rangos de consistencia muy definidos.

La medida de la consistencia del hormigón se hace normalmente con el ensayo IRAM 1536 que utiliza el tronco de Cono de Abrams, se denomina asentamiento, y es la diferencia entre la altura del tronco del cono que sirvió de molde y la del tronco del cono de hormigón que se forma al retirar el molde.

Para hormigones fluidos se realiza el “Ensayo de Extendido en la Mesa de Graf “ que nos indica la consistencia y su tendencia a la segregación, midiendo el extendido de una masa de hormigón, desmoldado de un cono similar al de Abrams pero más pequeño, sobre una mesa especial, y sometido a sacudidas normalizadas.

A continuación, exponemos los rangos de los que hablábamos al comienzo de este artículo.

Trabajabilidad Rango de consistencia Asentamiento

A (cm)

Discrepancia

(cm)

Muy baja Seca A ≤2

(semi seco)

± 1,5
Baja Semi seca 2< A ≤ 5

(duro)

±2,5
Media Plástica 5< A ≤ 10

(plástico)

±2,5
Alta Fluida 10< A ≤ 15

(blando)

±3
Muy fluida 15 ≤ A

(fluido)

±3,5